domingo, 21 abril 2019

Descripción del Pie

E-mail

 

Constituido por veintiséis huesos, treinta y tres articulaciones, diecinueve músculos, numerosos vasos sanguíneos, nervios y más de cien tendones, que son los elementos que permiten a los pies realizar sus seis movimientos fundamentales; flexión, extensión, aducción, abducción, pronación, y supinación. Pero la cualidad. Que más sorprende de esta estructura tan dinámica. es su capacidad para adaptarse cómodamente a todos los terrenos que pisa. Y esta facultad se debe, posiblemente, a las complejas interacciones bioquímicas que se producen entre las distintas articulaciones y los músculos que enlazan el pie y la pierna.


calzadoEl calzado. permite que esta adaptabilidad de los pies se incremente, aunque también ha supuesto un aumento o exacerbación de los problemas que sufren los pies: rozaduras, hinchazón, ampollas, callosidades e infección por hongos.Dicen los que saben que el pie es una obra maestra, concebida para andar sin calzado y sobre cualquier terreno, pero también es el órgano que peor tratamos.


Con respecto a su composición podemos agregar que el talón y el dorso del empeine están formados por siete huesos tarsianos cortos y gruesos; cinco huesos metatarsianos paralelos forman parte frontal del empeine y se extienden hacia la parte delantera del pie para formar la eminencia metatarsiana. Los dedos, están constituidos por catorce falanges más pequeñas; el dedo gordo tiene dos y los demás tienen tres cada uno. Todos, los huesos están conectados a través de bandas de tejido que reciben el nombre de ligamento; el ligamento plantar se extiende desde el hueso del empeine hasta los metatarsianos y mantiene a todos los huesos en su sitio, los movimientos del pie están controlados por los músculos de la pierna.


Para que Sirven los Pies
Mantener el apoyo necesario de todo el cuerpo al estar de pie, andando o corriendo es la característica más importante de los pies. Su forma arqueada y especialmente articular, les configura entre otras dos importantes funciones:


1. Absorber y amortiguar las vibraciones y golpes, que se producen a cada paso.


2. Activar la circulación sanguínea al comprimirse por el peso del cuerpo y a la vez contraerse al dar el paso


Si nuestros pies fueran planos, es decir poco o nada arqueado, o cabos con mucho arco, el riesgo de sufrir daños en las rodillas, caderas y columna, seria más elevado. Cuando caminamos nuestros pies soportan una presión de hasta 650 K/cm2, en carrera 2.500 k/cm2. De ahí la importancia de su arquitectura para soportar tan enorme trabajo.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos